Visitante No. 
Hit Counter provided by Skylight

Jason Day ya tiene su primer major: el PGA Championship

Publicado el

1439768228_948586_1439768535_noticia_normal

 

Y por fin llegó la gloria para Jason Day. Tras casi una decena de oportunidades (nueve) de ganar un major, el australiano logró su primer grande. Se llevó el PGA Championship en Whistling Straits, el engañoso campo de Wisconsin, donde simplemente fue el mejor. Ni la inquietante presencia en su partido del insaciable Jordan Spieth pudo con Jason, que partía en la vuelta final con dos golpes de ventaja.

El ‘aussie’ no escatimó. Fue al ataque y su juego sonó como una gran orquesta. Armonioso. Sin apenas lapsus en el juego largo y sin fallos con el putter (siete birdies) para acabar en -20, la puntuación más baja vista nunca en un grande. “Es una sensación increíble, un sueño. Cuando empecé a jugar jamás pensé en verme en el Circuito americano y mucho menos ganar un grande”, decía Day un talentoso jugador (Beaudesert, 1987), con una infancia dura (problemas de pandillas y alcohol) y que se reencontró a los doce años con la vía del golf gracias a Colin Swatton, el hombre que siempre porta su bolsa como caddie.

“Le considero mi brazo derecho, no puedo jugar sin él. Forma parte de mi familia”, cuenta Day, que en Kohler (Wisconsin) abrazó con más fuerza que nunca a su 'hermano' Colin.

Swatton fue el que le apoyó en el US Open, cuando unos vértigos hicieron caer al golfista fulminado en Chambers Bay. Ya recuperado del problema, Day atacó el British. También se le escapó. Pero en Whistling Straits, Jason ha encontrado su premio, que empezó a dilucidarse a partir del hoyo 11, donde embocó un birdie y Spieth se quedó sin respuesta. Es la primera vez en los cuatro majors de 2015 en la que al texano se le ha visto desafinado. Y frente a esa debilidad, Day se creció, siguió con su música y llegó en volandas hasta el 18, donde antes de embocar el último putt rompió a llorar como una magdalena.

Una vez la bola dentro, vinieron más abrazos para Jason, el de su hijo Dash y su mujer Ellie, que espera su segundo vástago en octubre. La vida sonríe ahora a Day (en 2013 perdió a ocho familiares en Filipinas), el chico sentido que levantó el trofeo Wanamaker. “Fue impresionante jugar un partido así con Jordan”. Sincera pareció la felicitación del texano Spieth, de 22 años y gran protagonista de esta temporada con las victorias en Masters, US Open, cuarto puesto en el British y este segundo en el PGA.

La consecuencia directa de este gran año es que ya se ha aupado al número uno del mundo desbancando a Rory McIlroy, que en Whistling Straits terminó el 17. "Es fantástico llegar a lo más alto del ránking mundial, es el mejor consuelo, esta ha sido mi mejor derrota", decía Spieth, que junto a McIlroy y Day, tres jugadores sub-30 años, prometen dar al golf emociones fuertes en los próximos años. El único español que compitió en las dos jornadas finales fue Sergio García, que acabó en el par de Whistling Straits, lejos de la cabeza. El de Borriol ha superado el corte en los cuatro majors de esta temporada.

 

Por Juanma Bellón/ AS

Noticias Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Curiosidades Deportivas
Esgrima_Jogos_Panamericanos_1_14072007
Dos curiosas anécdotas (cara y cruz) en la historia de la esgrima olímpica [...]
Estrellas del Futuro
GetAttachment.aspx
Isabella Rocha, una campeona con mucho futuro en el baile [...]
Cubanos por el Mundo
ROBIN PRENDES
Robin Prendes: con lo mejor de dos mundos a las olimpiadas de Río de Janeiro [...]
Cine Deportivo
220px-Jerry_Maguire_movie_poster
Jerry Maguire [...]