Visitante No. 
Hit Counter provided by Skylight

Terence Crawford es el nuevo campeón welter de la OMB

Publicado el

15286325721265076167

TERENCE CRAWFORD

 

El estadounidense Terence Crawford dio todo un recital de técnica y poder con sus golpes que le permitieron ser el nuevo campeón del peso welter, versión Organización Mundial de Boxeo (OMB), al vencer por nocáut técnico en el noveno asalto al australiano Jeff Horn. Crawford, que hizo buenos los pronósticos de favorito, acabó la pelea, disputada en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, a los 2:33 minutos del noveno asalto y comenzar a ser aclamado por los 8.112 aficionados que se dieron cita en el recinto como el nuevo púgil que tiene en su haber un tricampeonato mundial.

El púgil estadounidense de 30 años, que ya había conseguido el título mundial en las categorías de los pesos ligero y superligero, se mostró siempre dominante ante Horn, que en su defensa obligatoria del título, se desesperó ante la clase de boxeo que recibía. Crawford aportó velocidad, precisión, astucia, habilidad y poder sin que tuviese respuesta por parte del excampeón australiano que al final no pudo aguantar el ritmo que le impuso desde el principio el púgil invicto estadounidense.

Terence mejoró su marcha perfecta a 33-0 con 24 nocáuts, mientras que Horn, quien había ganado el título de manera polémica ante el filipino Manny Pacquiao, se quedó con 18-1-1 y 12 triunfos conseguidos antes del límite.

Crawford se confirmó como uno de los mejores peleadores del momento junto al kazako Gennady Golovkin y el ucraniano Vasyl Lomachenko. "He hecho un trabajo perfecto en el cuadrilátero al imponer siempre el ritmo de la pelea y he castigado como deseaba a mi rival, al que no le he dado opciones de recuperarse", valoró Crawford al concluir la pelea que había sido pactada a 12 asaltos. "Dije que era superior a él y lo he demostrado durante toda la pelea".

Horn comenzó muy precipitado al lanzarse con las dos manos a tratar de castigar a Crawford, pero el nuevo campeón le metió dos poderosos ganchos al hígado que de inmediato provocaron el retroceso del púgil australiano, que perdió la agresividad.

Pero en el segundo asalto Crawford logró meter dos fuertes manos izquierdas, una al estómago y otra al rostro, que mostraron que estaba muy cómodo con el rumbo que tenía la pelea y Horn empezaba el calvario al ver como en el tercero el púgil estadounidense, a la contra, le colocó una derecha demoledora, acompañada de otra combinación que alcanzó al campeón.

Crawford ya había demostrado que era muy superior a Horn en todas las facetas de la pelea y además se exhibía con un gran boxeo que convencía a todos por su clase. Mientras que la desesperación se apoderó de Horn, quien en el cuarto asalto comenzó a ir al frente, pero se entregó ante la velocidad y potencia de Crawford, especialmente con su derecha demoledora tanto en los golpes cortos como largos. Crawford se recreaba en su dominio de ataque demoledor y gran defensa cuando los dos púgiles no estaban agarrados para perder el tiempo.

El dominio era total para el púgil estadounidense, pero ni eso impidió que perdiese la concentración, pues no sólo estuvo atento a evitar los cabezazos de Horn sino que también aplicó fuerte castigo a las zonas blandas y al rostro del campeón, quien ya para el final del sexto asalto se mostró con piernas vacilantes. Con Horn exhausto en el séptimo asalto, aunque aguantó bien el castigo, en el octavo, Crawford dio una exhibición con su mano izquierda y estuvo cerca de mandarlo a la lona, pero el excampeón aguantó de pie.

Sin embargo, en el noveno, Horn ya no pudo, pues Crawford sintió que había llegado el momento decisivo, y se fue con todo, al sacar una izquierda muy potente y remató con derecha cuantas veces quiso hasta que le envió a la lona. Se pudo levantar a la cuenta de protección, pero en la reanudación obligó al árbitro de la pelea Robert Byrd a detener las acciones ante un rival que ya había dado por perdida la pelea. "No hay nada que objetar al triunfo.

Crawford me dominó con sus golpes y nunca pude hacer la pelea que deseaba", declaró Horn. "Aguante al máximo, pero al final tuve que ceder ante el castigo". Los tres jueces que trabajaron en la pelea, antes que se diese el nocáut técnico, tenían a Crawford por delante en las cartulinas.

El veterano promotor Bob Arum, que lleva los intereses de Crawford, definió al nuevo campeón estadounidense como un púgil que no tiene límite en todo lo que aun puede crecer. "Su futuro es ilimitado. Es un excelente boxeador. Es el mayor elogio que le puedo dar a un púgil, un peso welter, que me recuerda a Sugar Ray Leonard", destacó Arum, quien promovió varias peleas de Leonard. "Eso para mí es un gran cumplido, porque siempre pensé que Leonard era el mejor, y este hombre es igual o mejor que Ray".

 

EFE

Noticias Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Curiosidades Deportivas
Esgrima_Jogos_Panamericanos_1_14072007
Dos curiosas anécdotas (cara y cruz) en la historia de la esgrima olímpica [...]
Estrellas del Futuro
GetAttachment.aspx
Isabella Rocha, una campeona con mucho futuro en el baile [...]
Cubanos por el Mundo
ROBIN PRENDES
Robin Prendes: con lo mejor de dos mundos a las olimpiadas de Río de Janeiro [...]
Cine Deportivo
220px-Jerry_Maguire_movie_poster
Jerry Maguire [...]